domingo, 12 de febrero de 2012

Alejandro Daina se murió

Eso. Le dio un infarto y ahora está siendo azotado por Don Sata. Ya no habrá más señorito amable, más textos, poemas, ni nada con su firma al final. Pero aún tengo las copias originales de todos los escritos de él. Me pidió que el día de su muerte  los echara a la basura hechos añicos, al igual como lo hizo con el Poema sin nombre nº 1 y nº 2. Pero no lo haré ahora. Los guardaré por un rato, y si me da la gana luego de hacerlo, borraré toda evidencia por internet y por su pc. Alejandro Daina sólo vivirá en el recuerdo de la gente que lo conoció y lo oyó. Y quien no lo alcanzó a conocer, mala cuea.
Se despide, uno de sus amigos personales.
Fabián Agüero

No hay comentarios:

Publicar un comentario